luis perronegro

luis perronegro

domingo, 19 de noviembre de 2017

eran tan pequeños

heroish.net



Era tan pequeños 
que apenas tenían sueños,
por eso se le caían las hojas del calendario
como a quien se le caen los cabellos,
durmiendo,

miraban al tiempo
como quien mira a un cielo negro,
con el miedo 
que en cualquier momento
el agua les desnudara,

la inocencia es una enredadera
de la que pronto se escapa,
sólo hace falta caminar
para perder las huellas.

sábado, 18 de noviembre de 2017

en el despertar de los pechos azules

Sus pechos azules
en el despertar del sueño
dibujan las finas huellas del deseo

Bajo su vientre blanco
surge un paraíso de recuerdos
donde caminan con pausa
las serpientes que habitan en mi boca

Nos desayunamos los tatuajes del cuerpo
con la avaricia del pan recién hecho
y dejamos que nuestros cuerpos
fallecieran en un mar de silencios rotos.

Fuimos una y varios
Fuimos cansancio sano
Fuimos una luna entera en la palma de la mano.

Y pienso, que ahi,
en los escondrijos del deseo
en las esculturas de los cuerpos quietos
surge nuestra mejor versión
quitándole las telarañas al tiempo.

viernes, 10 de noviembre de 2017

me gusta soplar la niebla

Me gusta soplar la niebla
comerme bocados de océano
con el hambre de madrugada,
visitar las piernas azules
del mar cuando reposa
del silencio de las caracolas,
dejarme los ojos de arena
y la piel de escamas
en amaneceres de agua.

me gusta soplar la niebla,
dejar que el viento
peine mis tatuajes
y me devuelva al niño
que buscaba corazones
en los buques 
que se ahogaban en alta mar.



jueves, 9 de noviembre de 2017

lluvia amarilla

foto: heroish.net











Lluvia amarilla
Cielo rojo en el despertar del fuego
Gotas impregnadas del silencio de los colores
Es el otoño de los robles y de los pinos que nunca se desnudan

Esperanzas que transitan por las autopistas de los deseos azules
Hongos que salen en la puerta de los ojos
Labios pintados con lágrimas de agua que nunca llegan

En el paseo de hojas acostadas donde se duerme un niño
alguien parece abrir las ventanas de viento

Y pasa el tiempo
Y me construyo los mismos sueños debajo de la almohada

domingo, 5 de noviembre de 2017

antes de todo esto


foto : heroish.net











Antes de que las palabras se salgan del papel
y acaben escritas en paredes desiertas

Antes de que los sueños viajen en barcos de papel
y acaben engullidos por tempestades azules

Antes de que nos pongamos los disfraces de calaveras
y bailemos las danzas de los esqueletos frente al fuego

Antes de que los amos de nuestro calabozo
decidan quitarnos estas cadenas para ponernos otras

Antes de que mis labios sean invierno
y mis párpados se duerman en un otoño quieto

Antes de todo esto,
quiero amanecer con tus besos de agua
gritar tu nombre a todos los cielos
y vivir dentro de nuestros abrazos perpetuos

sábado, 4 de noviembre de 2017

hay un desierto en cada aliento

foto:heroish.net











Hay líneas de marea que vomitan de sus entrañas
vertederos repletos de fragmentos de melancolía.

Hay huellas de plástico en todos los rostros
y olas que asemejan ser barro a fuego lento.

Hay coches en cada milímetro de acera
llevándose el aire en sus bolsillos angostos

Hay relojes que paran la tierra
tempestades de angustia que se comen las siembras

Hay una nube intensa que se mea con inquina
mientras en la otra esquina el sol es un escaparate perpetuo.

Hay hambre y silencio
Hay oro y sonrisas

Hay un mundo que se muere lento
mientras bailamos sobre su tumba.

Hay  un desierto en cada aliento
y flores que se marchitan cuando nos bebemos el viento.

domingo, 29 de octubre de 2017

con la llegada de las banderas








Se abrieron las carnes
surgieron las banderas,
trapos azucarados
telas que plagian la memoria

y aparecieron las palabras heroicas
los gestos de espejo
las mentiras que atrapan sonrisas
los discursos del otro

y se creyeron
con el entusiasmo suficiente
para construirse nuevos sueños,

sin darse cuenta
que el mástil de sus esperanzas
guarda un recóndito secreto:
todas las banderas tienen el mismo dueño
y el mismo esclavo que las ondea.

sábado, 28 de octubre de 2017

nos comíamos el amor a bocanadas










Nos comíamos el amor
a bocanadas
y el deseo entraba en nuestra piel
como puñales de fuego.

Nos comíamos las bocas
a cucharadas
y no nos dejábamos un beso sin dar
ni un trozo de saliva sin prestar.

Nos comíamos la noche,
dejabamos la luna desnuda
y mientras el cielo se hacia carne
nos contábamos los tatuajes.

Nuestro amor se parecía
al batir de mil mariposas,
no paraba de abrir primaveras.

martes, 24 de octubre de 2017

cuando acabe mi condena
















Cuando acabe mi condena
y deje de soñar los sueños del viento,
volveré a contar los cuentos de antaño.

Contaré los alambres de espino
las murallas de escalones ciegos
el vertiginoso humo que se escapa de las cavernas
los libros en blanco, las consignas quietas
los otoños de libertad, los inviernos en vena.

Contaré las escamas abiertas
la soledad de las palabras que no cesan
los gritos de una multitud que se queja
y entonces
una vez que cuente todos los cuentos
no sabré
si se me fueron las cadenas.

domingo, 22 de octubre de 2017

vuelvo al sur
















Vuelvo al sur
como quien abre las puertas del cielo 
recogiendo las escarchas de amaneceres inquietos
Quiero sur
abrir las ventanas a las olas
mientras en el mar se bañan tus cabellos
con la dulzura de las caracolas mudas
y el silencio de la arena recién parida
Voy al sur
y me pongo el vestido azul de madrugada
las camisas de seda y viento
las joyas de plástico, los peces con alas,
las sandalias donde caben todas las aguas
Vuelvo al sur
cuando a los sueños se les caen las hojas
y el silencio se llena de tu mirada 

viernes, 13 de octubre de 2017

el sueño de un lobo














el sueño de un lobo:
que las notas que se agarran a su garganta
sean la música del páramo,
que sus huellas sean  luna llena
que sus aullidos de viento
guarden los sueños en tarros de noche.
Soñar el sueño  de las nubes
que solo necesitan viento para dibujar el horizonte.