luis perronegro

luis perronegro
Heroish Perrorojo

domingo, 25 de junio de 2017

quiso ser nube imborrable

No quiso ser
arado sin huellas
devorando un estío azul
sin apenas estrellas
No quiso ser
el baile de los escuálidos
ni un abrazo de aire
en una noche de mascaras
No quiso ser
rutina del espejo
rompiendo el silencio dormido
de las plazas añejas.
Quiso ser
el verso preciso
el camino improbable
la nube imborrable
que trae todas las sonrisas.

sábado, 24 de junio de 2017

nuestras pieles sabían a agua

Nuestras pieles sabían a agua
mientras que el deseo
resplandecía sobre la mesa
y dejábamos 
que nuestros cuerpos suaves
rompieran los cristales del techo,
cerrábamos las persianas al aire
extraíamos nuestras pieles
y dimitíamos
para que nuestro amor
fuera carne
entre folios y ordenadores
mientras la tarde, ardiente,
había borrado los segundos 
del tiempo.
Y sabíamos
que habíamos nacido para amarnos
por la profundidad de nuestros tatuajes.

el mar

El mar
como el lugar
donde ocurren las cosas,
donde las calaveras de arena
asustan a los niños
y las gaviotas no encuentran
el camino de regreso a casa.
El mar
como el espejo
donde siempre finalizan tus ojos,
donde el horizonte por fin se hace agua
y nuestras pieles hermanas
regresan mojadas a casa.
El mar 
el lugar donde se bañan los sueños.

lunes, 19 de junio de 2017

alimentábamos espejismos

Alimentábamos espejismos
como quien alimenta rosas en el parque
mezclando el aire con vino,
dibujamos rutas de agua
cabellos con peines de cielo
pequeñas nubes de tormenta.
Alimentábamos espejismos
en el lado oeste de la cama,
y al final del día
guardábamos las almohadas
para poder seguir soñando.

domingo, 18 de junio de 2017

estaba tan hambriento

Estaba tan hambriento
que devoraba luciérnagas en la noche,
dejaba que mis dientes
se derritieran en el agosto
de los sueños vanos
y al final del día
ahuyentaba mi famélico apetito,
contándole las nubes al cielo,
dibujando espuma frente a mis ojos.

Estaba tan hambriento
que cerré el cuaderno
y abrí la piel de par en par,
mientras esperaba
que los campos recién arados,
abrieran sus esquinas
y llovieran 
los sueños de verano.

sábado, 17 de junio de 2017

el tiempo llora

Los meses se morían
a la velocidad 
de los cabellos,
la escarcha
vivía en la alcoba
junto a los labios 
y los folios en blanco,
en la piel
multitud de estancias plagadas de silencio
diminutas alquimias de deseo,
todo era rápido 
menos el lento sabor de tus labios
que me traía 
los recuerdos a mar
y a pan recién hecho.
El tiempo llora
el tiempo sangra
y el reloj nos deja más viejos.

lunes, 12 de junio de 2017

éramos los mismos

Éramos los mismos volviendo a casa
con los cabellos oliendo a bares
con los labios rotos 
pero todo había cambiado,
se había abierto el suelo
y los espejos de la noche
ya no sudaban entre las manos,
era el momento de coser 
todos los corazones.

sábado, 10 de junio de 2017

escupo corazones

Escupo corazones
por los estrechos mapas de tu piel,
cincelo tatuajes de viento
en los escondrijos de tu vientre,
recorro las mariposas de tu cuello
con la voracidad
de un verano sin sueño.

Dejo parte de mi vida húmeda
alrededor de las esculturas de tu cuerpo,
abrimos y cerramos juntos
los cuadernos del deseo,
con un único aullido
con un único verso
con el placer de la sonrisa conjunta.

Escupo corazones
mientras la vida transcurre lenta
en la austera caverna
de nuestras lenguas
y dejo que el tiempo junto a ti
sea un paraíso
de horizontes llenos de mar,
donde todo es fácil
donde el amor supera al poema.

sábado, 3 de junio de 2017

el verano















Nubes de fuego
se desprenden de una tierra azul
donde antaño nacía la noche
y vivía el espíritu del agua.

Las sombras son oasis de aire
y el aliento es una nevera
donde apenas caben las voces.

Ya no hay ropa,
en los cuerpos solo quedan los tatuajes
y las vestimentas son espejos sin carne.

Los pechos sudan, los ojos sudan,
el sol es un desierto
con sus cabellos de arena.

Ha llegado la calor
y el estío se arrastra por las calles
desnudo, con la piel yaciente.

El verano parece quedarse
al cocodrilo se le caen las lágrimas
y los lagartos ya son peces voladores.

sábado, 27 de mayo de 2017

pasábamos la tarde

Pasábamos la tarde
entre papeles repletos,
en cuya tinta se encontraba
tu nombre.

Nuestras manos se rozaban
como dos gotas de agua
en una lluvia fina,
de primavera inquieta.

Los ojos
se desvanecían en miradas transparentes
y los labios se apretaban
para no besarse.

La pasión formaba parte del aire,
que respirábamos
en amplias bocanadas de desierto.

Pero quizá nada de eso sucedió
y  simplemente
pasábamos la tarde.

domingo, 21 de mayo de 2017

nuestra mejor versión

Nos amábamos
en los azulejos del tiempo,
quitábamos telarañas
a nuestras bocas de hierro
y dibujábamos
sobre nuestros cuadernos
la mejor versión.
Nos hacíamos mejores,
más bellos por dentro,
mientras que las uvas
desaparecían del vidrio
y entonábamos otra canción.

sueños de clase

El sistema lo metaboliza todo:
Los sueños sin espejo
Las barricadas de hambre
Las ideas que se duermen en la pared
Los calendarios de sangre
Por eso
despiértate
camina
y súmate
a los de tu misma clase.